LEER: Desde los que hacemos posible Todos los Nombres de Porcuna, quisiéramos pedir disculpas a todas aquellas personas que se han puesto en contacto con nosotros a través de e-mail o facebook solicitando información sobre sus familiares, y que a día de hoy no les hemos contestado. Creo que son unas 25 peticiones las que tenemos sin atender, pero es que los medios de los que disponemos son escasos y el trabajo se nos acumula.

Gracias por vuestra paciencia, y esperemos contestar a vuestras peticiones lo antes posible.


- El monumento a la intolerancia y al fascismo se renueva en Porcuna (Jaén)
- El monumento a los "Caídos" sufre una gamberrada.
- Por la retirada de nombres y símbolos franquistas de Porcuna.
- Calles relacionadas con el franquismo y su exaltación en Porcuna
- La peculiar memoria histórica en Porcuna.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Germán Ruiz Saco, sacristán muerto de "forma violenta"

Capilla de los "Mártires". Porcuna

 "Santo Cristo de la Buena Muerte". Porcuna

GERMÁN RUIZ SACO


Luis Miguel Sánchez Tostado (2006) a la hora de hablar de Germán Ruiz Saco en su obra “La Guerra Civil en Jaén”, lo incluye dentro del “Censo de víctimas causadas por la izquierda en la provincia de Jaén (1936-1939), es decir, presume que es de derechas. Sus fuentes son los registros civiles, libros de cementerio y causa general. Sobre nuestro protagonista de hoy dice textualmente: “Germán Ruiz Saco, 35 años, sacristán, Porcuna. Lugar (se entiende que de su muerte): Porcuna, 1 de enero de 1937”. Una vez consultado por nosotros el registro civil de Porcuna, es evidente que Sánchez Tostado llega a estas conclusiones solamente por la partida de defunción, sin haber contrastado otras fuentes, y al ver que el muerto era “sacristán”,  por ende, entendió que era de derechas, sin pensar siquiera que era una víctima más del golpe de estado militar, sin color político defenido.

Pero veamos qué dicen las fuentes consultadas por nosotros. En el acta de defunción de nuestro sacristán se consigna lo siguiente: “nació en Porcuna en 1902, hijo de Manuel Vicente y María, domiciliado en calle José de Quero, nº 1, de profesión sacristán (sic), y de estado, soltero”.

Dicha acta fue inscrita en el registro civil de Porcuna con fecha de 3 de abril de 1940, y se dice “que falleció en el término municipal el primero de enero de 1937, a consecuencia de muerte violenta (sic)”. En el apartado de “consignándose además”, solamente se dice que “se ignora tenga otorgado testamento”. Llama la atención, entonces, como hemos visto en el resto de actas de defunción de aquellos que fueron asesinados por los “marxistas”, que no se utilice ninguna de las fórmulas habituales del martilogio, es decir, tales como “dicho interfecto con motivo del Glorioso Alzamiento Nacional fue encarcelado por las hordas marxistas quienes luego de vejarlo y maltratarlo fue asesinado” o  “asesinado por las hordas marxistas por su acentuado amor a Dios y a la Patria tenía”, y así sucesivamente. Tenía  35 años de edad cuando feneció por “muerte violenta”.

Nosotros hemos seguido indagando en las fuentes de la época, y por ejemplo, en  el diario sevillano de La Unión, utilizado por los represores como prueba inculpatoria, nada se dice sobre esta muerte, si bien es cierto, que en él solo aparecen los fallecidos en el Barranquillo (Torredonjimeno) y en el Cementerio de Porcuna los días 3 y 14 de septiembre y diciembre de 1936, respectivamente.

En la Causa General tampoco se dice nada de él. Nuestro siempre colaborar con el nuevo régimen, el “cura regente”, según rubrica, Rafael Vallejos Barranco, dice para la misma “que la persecución fue como ordinaria, la más infame, cobarde y soez y a consecuencia de la misma fueron asesinados (en los cinco meses que duró esta ciudad bajo el dominio rojo) veintiocho personas, entre ellas un sacerdote, llamado D. Felipe Vallejos Molina (su tío, para más señas), quien aparte de los demás fue especialmente azotado y martirizado, martirio que sufrió con verdadero espíritu de fortaleza y decisión, animando al mismo tiempo a los demás, a recibir la muerte después de haberles confesado; (...)”. Dicho informe fue firmado por el párroco el 5 de enero de 1942. Observamos, por tanto, que ningún religioso u afín fue asesinado o mereció una línea en dicho informe, al margen de su tío. Tampoco hemos encontrado ninguna otra referencia en los cientos de informes y denuncias llevadas a cabo por nuestro párroco.

Su nombre tampoco aparece grabado en hueco relieve en el ábside de la Parroquia de la Asunción de Porcuna, es decir, en la  “cruz de los caídos por Dios y por España”. Tampoco aparece dentro de la misma iglesia, en la Capilla de “las Ánimas Benditas”, conocida también como de “Los Mártires”, y presidida por el “Santo Cristo de la Buena Muerte”, financiado por los familiares de las personas de derechas que fueron asesinadas  por la “izquierda revolucionaria”, y cuyos cuerpos, parece ser, están sepultados en ella.

También hemos buscado en la “Historia de Porcuna” de Manuel Heredia Espinosa (1994), con idéntico resultado, ninguna referencia a nuestro encargado de la sacristía y demás funciones litúrgicas.

"Cruz de los caidos". Porcuna


En suma, aunque Sánchez Tostado incluye a Germán Ruiz Saco como una víctima más de la violencia roja, la parquedad descriptiva en su acta de defunción (“muerte violenta”); así como el resto de fuentes primarias consultadas y bibliografía más usual para Porcuna, nos hace pensar que su muerte no fue fruto de la represión o las armas republicanas o que muriese durante los bombardeos fascistas el primero de enero de 1937, pues si hubiese sido así, constaría en el acta de defunción. Parece entonces, que las hipótesis apuntan a que fue muerto por las “gloriosas armas nacionales” en la conquista de Porcuna. Que su muerte fuese violenta, y además, el lugar de la misma, sea el genérico “término municipal”, corroboran, si no esta muerte, algunos comentarios orales recogidos por nosotros, que no es otra que la represión comenzó ese mismo primero de enero,  cuando los africanistas ejecutaron de un pistoletazo a varias personas cerca del Humilladero, en la carretera que va a Arjona.  Y es que la fusilería “mora” no distinguió ideología alguna, mató y asesinó, porque esas eran la órdenes dadas por los golpistas.

Rogaríamos a familiares y amigos que nos ampliasen la información de la que disponemos. Gracias.



Fuentes:

- Sánchez Tostado, Luis Miguel (2006): La Guerra Civil en Jaén. Historia de un horror inolvidable. Colección Memoria Histórica, Jaén.
- Heredia Espinosa, Manuel (1994): Historia de Porcuna. Casa de Cultura. Ilustre Ayuntamiento de Porcuna.
- Informe del cura párroco, Rafael Vallejos para la CAUSA GENERAL DE JAÉN. TÉRMINO MUNICIPAL DE PORCUNA. Pieza número 67. Archivo Histórico Nacional. Caja 1006. Expte. 11. (5 de enero de 1942).
- Registro Civil de Porcuna (consultado en 2011).
- Relación nominal que aparece en la “Cruz de los Caídos por Dios y por España”. Ábside lateral de la Iglesia parroquial de la Asunción (Porcuna).
- Relación nominal que aparece en la capilla de “Las Ánimas”, en el interior de la Iglesia Parroquial de la Asunción (Porcuna).
- Diario La Unión. Sevilla, 30 de marzo de 1937.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los Romeros de Alharilla pag 21

Anónimo dijo...

En mi anterior comentario os daba una pista por si la deseabais seguir que podría aclarar datos sobre al muerte de Germán, yo no sé quién o por qué el mataron, sólo os puedo decir que en 1936 el sacristán de la parroquia era Piojito y no Germán y que en la dirección de su partida de defunción, junto con el dato que os di aneriormente puede estar la clave de quién y por qué murio

TODOS LOS NOMBRES DE PORCUNA dijo...

Estimado "anónimo". Ante todo agradecerte tus sugerencias y referencias bibliográficas. De hecho, hemos buscando el libro "Los Romeros de Alharilla" (1986), de Jacobo Quero Garrido, y no lo hemos encontrado. Recuerdo haber visto el libro, pero no lo compré en su día. Por desgracia, en la biblioteca de Porcuna tampoco se encuentra, y por el momento a aquellas personas que se lo hemos pedido tampoco nos lo han podido prestar. Seguiremos buscando, pues, la cita que nos ofreces.

Aún así, si eres tan amable de pasarnos escaneado o de otra forma, la página en concreto, te estaremos eternamente agradecidos; lo que hacemos extensible para aquellas otras personas que quieran proporcionarnos el documento.

Un saludo y gracias.

Anónimo dijo...

Creo que la historia ha de ser completamente imparcial y el investigador no debe dejarse llevar por sus convicciones ni por ningún -ismo, por ello muchas veces perdéis credibilidad.
Yo no sé quién ni cómo mataron a Germán, tengo tres hipótesis, en la primera coincido con vosotros pudo morir a consecuencia del fuego cruzado del día uno de enero, fuego de cualquier bando. Segunda pudo suicidarse al ver lo ocurrido y lo que podía esperar y tercera, y me inclino por ella, que fuera objeto de una venganza personal, por lo que después diré, ahora bien de una venganza de una o varias personas, no por represión, ese día los futuros represores estaban huidos o escondidos sin atreverse a salir.
Veamos en que me baso. Germán no era el sacristán de la parroquia, el titular era Piojito. La dirección de German era José de Quero nº 1, o sea, el convento de dominicas,en el que viviría en una de sus dependencias, lo que nos confirma Jacobo Quero cuando hablando del convento dice: "En otoño de 1936, el diligente y mejor confidente, Germán el santero, se torna irreverente para ocn ellas ....
Esto es lo que os puedo decir, sin poder afirmar cómo o quién le mató y si fue por lo que expresa Jacobo Quero, que por cierto algo tendrá que ver esto con que no se encuentre entre lso caídos de la iglesia.

TODOS LOS NOMBRES DE PORCUNA dijo...

Ante todo darte las gracias por la información que nos aportas, que sin duda abre una "nueva línea de investigación" sobre lo que le sucedió a Germán. Puede, efectivamente, que muriese por algún tipo de venganza personal. No es extraño en aquellas época, y durante la posguerra. Habrá que seguir atando hilos. Descarto,aunque con prudencia, el suicidio, pues de haber sido así, se habría hecho constar en el acta de defunción, como hemos visto en varios casos (a los suicidas siempre se hace constar que serán enterrados en el cementerio civil, por ejemplo).

Decirte, tan solo, que intentamos siempre acercarnos a la realidad de los hechos; aunque a veces, por falta de información y otras por no haber contrastado suficientemente los hechos, cometamos errores, perdiendo según tú, la credibilidad. Con todo te digo que este blog lo que pretende es precisamente eso, evitar errores, y acercarnos a los hechos con las aportaciones, que como tú, nos brindas. Llamemosle que nuestro blog es una información pública, donde todo el mundo puede participar y aportar, no solo sus vivencias, si no los documentos que estime oportunos. De hecho han sido ya muchas las correcciones que hemos hecho; y no por ello se nos caen los anillos. Cuando tratamos de personas con nombres y apellidos, es fácil caer en algunas "aseveraciones", en una ideologización de la persona. Todo esto lo evitaremos con la colaboración de los familiares e investigadores que colaboran con nosotros.

Gracias de nuevo, y espero que sigas aportando informción al respecto. Te recuerdo también que tenemos un apartado de correos en Porcuna, por si estimas, aunque sea de forma anónima, hacernos llegar algún documento.