LEER: Desde los que hacemos posible Todos los Nombres de Porcuna, quisiéramos pedir disculpas a todas aquellas personas que se han puesto en contacto con nosotros a través de e-mail o facebook solicitando información sobre sus familiares, y que a día de hoy no les hemos contestado. Creo que son unas 25 peticiones las que tenemos sin atender, pero es que los medios de los que disponemos son escasos y el trabajo se nos acumula.

Gracias por vuestra paciencia, y esperemos contestar a vuestras peticiones lo antes posible.


- El monumento a la intolerancia y al fascismo se renueva en Porcuna (Jaén)
- El monumento a los "Caídos" sufre una gamberrada.
- Por la retirada de nombres y símbolos franquistas de Porcuna.
- Calles relacionadas con el franquismo y su exaltación en Porcuna
- La peculiar memoria histórica en Porcuna.

viernes, 17 de septiembre de 2010

FRANCISCO ROJAS MERINO, "Rojitas"

FRANCISCO ROJAS MERINO, “Rojitas”.

Detenido el 7 de mayo de 1939 por la Guardia Civil de Porcuna, de 38 de años de edad en 1939, soltero, jornalero, y vivienda en C/ Cementerio, nº 2. Es acuasado de “poner petardos” el 26 de diciembre de 1937 en Porcuna (Niños de la Noche).

Parece que fue miliciano voluntario, militante de las Juventudes Socialistas y cocinero de las Milicias Populares de Porcuna.

Testifican en su contra Valeriano Párraga Quero y Antonio Santiago Casado. Ricardo Recuerda Millán (le acusa de los asesinatos del Cementerio, pero de oidas).

Benito Garrido afirma, que según rumores, parece que participó en los fusilamientos del Cementerio. Puede corroborarlo, según Garrido, Ricardo Recuerda Millán.

Francisco González Requena (preso) denuncia a Francisco Rojas Merino, diciendo que lo vió en compañía de Luis Quero López, “Mangas el del Comedero” (presuponemos en la noche de los asesinatos del Cementerio).

Benito Pérez Bellido, dice que era un Niño de la Noche, y que un día capturaron a uno de sus compañeros en el Cerro Romano, dándole muerte, hiriéndose en un pie el propio Francisco Rojas al rodar por un terraplén.

Testifica a su favor, el alcalde de Escañuela, donde permaneció durante la guerra, a través de testificaciones de sus convecinos Enrique Garrido Casado y Patricio García Cuesta. Dicen que Francisco Rojas “ha observado buena conducta y ha gozado de buena fama entre sus convecinos”. Que un día fue obligado a marchar con los Niños de la Noche contra su voluntad y que resultó herido en un pie. Del mismo modo se muestra la Falange de Escañuela.

Rojas pide que testifiquen a su favor Emilio Sebastián González, farmacéutico, C/ Colón, 8, el cual dice que era cocinero del Socorro Rojo, y requisaba todo tipo de verduras; que tenía amistad con los Dinamiteros de Linares, y que se alzó en armas.

Por su parte José Vázquez Alonso, médico, Plaza General Sanjurjo, dice que se “encargaba de la cocina del Frente Popular”, y que durante su estancia como detenido en la Casa de Socorro “observó un comportamiento para con ellos inmejorable, dándoles ánimo constantemente” (sic). “Era uno de los elementos más valiosos del cuadro artístico de la Casa del Pueblo”.

Pese a testificar numerosas personas a su favor, “Rojitas” será fusilado en Jaén el 6-02-1940, junto a otros quince paisanos.

Fuente:

Consejo de Guerra. Causa 21.852
Inicio procedimiento: 22 de junio de 1939.
Fin del procedimiento: 1 de agosto de 1939.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy sobrino político de Manuel Molina Carreño, me llamo Germán Hurtado y vivo en Badajoz. Viendo que desconocen qué fue de mi tío después de terminar la guerra civil, tengo el deseo de poner en su conocimiento. Detalles de su vida tanto antes como después del año 1939. Siendo muy joven fue destinado a Marruecos como militar, fue herido y considerado como caballero mutilado por el rey Alfonso XIII. De África volvió a la península destinado a un regimiento de caballería que existía en Badajoz. Allí conoció a mi tía, que fue su esposa hasta su muerte. De Badajoz fue destinado a Aranjuez. En esa localidad estuvo hasta que ingresó en la escolta presidencial, siendo presidente don Aniceto Alcalá Zamora. Se mantuvo leal al ejército de la República. Su hermano Alejandro fue uno de los fundadores de la Falange con intimidad muy estrecha con José Antonio Primo de Rivera. Otro hermano, llamado Emilio, fue coronel del ejército de Franco. Con ambos hermanos tenía una buena relación familiar. Cuando ingresó en la escolta presidencial era brigada. Como es natural vivía en Madrid. Desde abril de 1935 hasta el final de la guerra viví con ellos y fui testigo de todo lo que contaré de este periodo. Era excelente jinete y fue triunfador en concursos hípicos. Admirado y querido por sus compañeros, nunca le conocí una enemistad ni un mal gesto hacia nadie. Comienza la guerra y su obligación fue defender al presidente. Fue herido, como aparece en este blog, muy pronto, el 13 de noviembre de 1936 en los combates de la Casa de Campo, donde recordaba después haber visto enfrente unidades del ejército africano que por su aspecto conocía bien. Fue hospitalizado con tres tiros en el brazo izquierdo y dos en la pierna que obligaron a amputársela. Pasó meses entre la vida y la muerte a consecuencia de la infección de las heridas. Salió adelante con muchísimos sacrificios y en octubre de 1937 nos fuimos a zona de retaguardia, a Villarrobledo (Albacete) donde residimos hasta el final de la guerra. Fue una vida tranquila. A los dos días de entrar en el pueblo las tropas de Franco, mis tíos fueron detenidos. A ella la dejaron en libertad a los 15 días pero a él lo mantuvieron durante tres años en las cárceles de La Roda (Albacete) y Porlier (Madrid). Le hicieron juicio por ser capitán del ejército republicano. Pero gracias a que no le encontraron delitos para condenarlo y haber estado tres años detenidos, así como por la cantidad de avales presentados en su favor por personas adictas al régimen de Franco, en la primavera de 1942 lo pusieron en libertad. Mi tía y yo, entretanto, volvimos a Badajoz, adonde él llegó después. Consiguió un trabajo y vivió en esta ciudad hasta el año 1981 a los 79 años de edad y está enterrado en Badajoz.

TODOS LOS NOMBRES DE PORCUNA dijo...

Buenas tardes Germán. Si no te importa puedes pornerte en contacto con nosotros en el siguiente corre electrónico e intercambiamos información sobre Manuel Molina Carreño, que sin duda, tiene una vida interesantísima que nos gustaría compartir. Un saludo.

nombresporcuna@gmail.com